miércoles, 28 de julio de 2010

El Pastor Aleman


Contenido

Introducción:


En el estudio de los animales se plantean muchos interrogantes, de los cuales, él más significativo estará referido a su conducta. Habiendo experimentado la crianza de perros Pastores Alemanes, pude observar ciertas pautas de comportamiento agresivo en determinadas circunstancias hacia otros animales de igual o distinta especie. Quiero a través de un estudio experimental reconocer variables que incidan en su conducta. Creo que existe un factor perturbador en el sujeto en estudio, que se debe a las circunstancias de crianza, que según mi criterio, producto de la experiencia personal y de observación hacia el cánido se debe a que en su tapa de crecimiento no desarrollaron vínculos afectivos con otros animales y personas.


Hipotesis:


Si los Pastores Alemanes, necesitan crecer en contacto del hombre y demás animales, para que en su madurez no sean agresivos, entonces los que se desarrollen aislados de ambos lo serán.


Motivo, utilidad y objetivos:


Debemos pues ponderar nuestras posibilidades de afecto, tiempo, espacio y por que no, de dinero para tomar la decisión de adquirir un ejemplar de Pastor Alemán, ya que nos va a comprometer en un periodo de tiempo relativamente largo, y que de otro modo va a afectar nuestra vida cotidiana. La utilidad de esta investigación nos reflejara el porque de la conducta agresiva de algunos Pastores Alemanes. A partir de este conocimiento, al adquirir un cachorro de esta raza, contando con estos datos, nos permitirá criarlo y cuidarlo de la manera más correcta. De esta manera, será un mensaje para todos los criadores y amantes de Pastores Alemanes, cuyo objetivo fundamental de esta investigación, será criar a este ejemplar de manera correcta. Para que en futuro disfrutar de este, en todo su esplendor, sin tener que lamentar consecuencias.


Teoría:


El Pastor Alemán, por su carácter, naturaleza y condición de animal doméstico necesita de las compañías de su especie y obviamente de las atenciones humanas para poder desarrollarse adecuadamente, ya que han sido el propio hombre el que así lo ha modelado a su conveniencia a través de la historia. Nada peor para él, verse desdeñado, ignorado, olvidado y apartado de su amo, que desde el mismo momento en que lo privó de su libertad para satisfacer sus deseos, se hizo responsable de satisfacer sus necesidades tanto fisiológicas como, y por decirlo de algún modo, afectivas. El Pastor Alemán a diferencia de otros ejemplares, no es una mascota, ni como tampoco un juguete al que podamos guardar en un armario. Un Pastor Alemán ladra, juega, pero por sobre todas las cosas nos cuida, nos defiende, nos espera, nos ayuda, trabaja con y para nosotros, en resumen nos quiere. Si la elección de esta raza, tanto a favor como en contra es acertada, será fantástico, sino fatal, tanto para nosotros como para él, que de buen seguro, va a ser el único que no tenga la culpa.


Conclusión:


Considero que la hipótesis planteada en un principio de la investigación, es irrefutable, ya que de acuerdo al estudio del sujeto, por medio de presentación del mismo, habiendo realizado investigaciones experimentales, como así también investigaciones de campo y entrevistas a profesionales coinciden con ella. Privarlo al Pastor Alemán en su etapa de crecimiento que se desarrolle con otros animales y personas, sin dudas lo convertirá en un futuro en un animal sumamente letal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada